¿Qué ha pasado ETECSA luego del huracán Irma?

La empresa de telecomunicaciones cubana ETECSA, obviamente, es la encargada de cuantificar y paliar los daños. Según el sitio web Cubasí, se declaró un total de afectaciones reportadas que supera los 192 000 casos en el país.

Telefonía fija

Algunas personas, aún en zonas bien afectadas, no perdieron nunca el servicio telefónico fijo en sus casas, mientras otras aún no lo han recobrado. Daños por las penetraciones de mar, árboles caídos sobre postes y tendidos y situaciones derivadas de la falta de electricidad han sido los factores que más han afectado la telefonía fija. Comunidades como Martí (Matanzas) e Isabela de Sagua (Villa Clara) pasaron por lo menos 48 horas incomunicadas, según declaró hace varios días un funcionario de ETECSA al noticiero cubano.

Provincias como Camagüey, Ciego de Ávila, Villa Clara o Mayabeque son las que han tenido más problemas con la telefonía fija derivados del ciclón. También La Habana, donde municipios como Plaza, Centro Habana, Habana Vieja, La Lisa, y Marianao se encuentran en un proceso de recuperación de su infraestructura telefónica.

Telefonía móvil

El 11 de septiembre (dos días luego del paso del huracán), aquella misma entrevista de la TV cubana mencionó que se habían interrupido alrededor de 200 radiobases, mayormente por falta de electricidad. Sin embargo, durante la noche en la que el huracán “saludó” de lejos La Habana, la mayoría de la gente allí pudo estar pendiente de sus celulares.

Luego del huracán, ETECSA aseguró que su prioridad era restablecer al 100% el servicio de telefonía móvil. El último municipio en reportarse sin cobertura celular a las 48 horas del paso de Irma fue Calimete, en la provincia de Matanzas. No obstante, en los días posteriores hubo algunas irregularidades en el servicio, presumiblemente por problemas con el fluido eléctrico.

Muchas personas tuvieron otro tipo de problema para el acceso a la red móvil: la falta de batería en sus dispositivos. En las zonas que han pasado varios días sin acceso a electricidad se hizo sumamente difícil mantener encendidos los teléfonos móviles, objetos con mayor demanda en esos momentos tan complejos.

De esa forma, policlínicos, hospitales y otros centros con plantas generadoras de corriente se convirtieron en la batería de auxilio. Y como el cubano piensa rápido (a veces demasiado), tristemente hasta esa carga de emergencia se convirtió en un negocio, lo cual desató una polémica en medios cubanos.

Zonas WiFi Nauta

Antes de la llegada de Irma, ETECSA anunció que deshabilitaría las antenas WiFi de los parques en caso de mucha lluvia. Y la intensidad de los vientos del huracán desafortunadamente ratificó que fue una buena idea.

En total se desmontaron 320 zonas WiFi, mientras ETECSA aseguraba que el servicio de conexión pública inalámbrica se restablecería durante la fase de recuperación a la mayor brevedad posible. En efecto, ya desde hace días en los parques de La Habana se reconocen de nuevo los típicos usuarios de Internet Nauta, con su peculiar forma de concentrarse milagrosamente en la pantalla de sus dispositivos. Pero aún no se han dado cifras que demuestren el total restablecimiento de este servicio.

¿Cómo pasó tu gente el huracán en Cuba? ¿Te has podido comunicar con ellos? Cuéntanos tu historia.

1 Comentario

  1. Al menos salió una buena noticia luego del HURACÁN:
    Etecsa comenzará a comercializar el Nauta Hogar en cinco provincias cubanas y lo mejor de todo aumentará el ancho de banda por los mismos precios y cantidad de horas.
    Etecsa también se anota una.

    SALUDOS

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*